Red Hemisfrica de Reservas para Aves Playeras

Historia y Antecedentes

Guy Morrison del Servicio Canadiense de Vida Silvestre (CWS por sus siglas en inglés) fue el primero que ideó y propuso, en 1982, una “serie de áreas protegidas internacionales que unan a sitios clave” para las aves playeras en toda su zona de distribución, en un simposio del Departamento Internacional de Investigación de Aves acuáticas y Humedales (IWRB por sus siglas en inglés) (Morrison et al. 1995). El concepto original de parques hermanados completamente protegidos estaba estrechamente conectado con el trabajo que realizaron Morrison y Ken Ross en el atlas de CWS que cuantificaba el uso de las tierras de “invernada” en Sudamérica por parte de las aves playeras provenientes de Canadá (Morrison y Ross en 1989), y también el trabajo de los Estudios Internacionales de Aves playeras realizados desde el Observatorio Manomet [ahora es el Centro Manomet de Ciencias de la Conservación]. J.P. Myers desarrolló la idea junto con Morrison y otros investigadores, primero en la Academia de Ciencias Naturales de Filadelfia y después en la Sociedad Nacional Audubon.


Foto de Charles Duncan
Myers y Pete McLain (Departamento de Pesca, Caza y Vida silvestre de Nueva Jersey) presentaron la idea a la Asociación Internacional de Agencias de Pesca y Vida silvestre (IAFWA por sus siglas en inglés) en 1985. IAFWA aprobó el plan y se comprometió a colaborar con el Fondo Mundial de Vida silvestre-US (WWF) para promover la red, la cual ahora se denomina formalmente RHRAP (WHSRN en inglés) (Myers et al. 1987). Aquello fue un paso clave, ya que el concepto logró atraer la atención de muchos administradores de vida silvestre a lo largo de Norteamérica y sirvió como justificativo para trabajar con las aves playeras (Morrison in litt. 2004). Otras organizaciones, entre ellas Audubon, CWS y Manomet, pronto se juntaron con IAFWA y WWF.

La RHRAP fue el primer sistema hemisférico de reservas conectadas para proteger los importantes hábitats de las aves playeras. Como corresponde a una red cuya preocupación es la protección de áreas de parada o de escala, la Bahía de Delaware, EE.UU., de importancia hemisférica, fue el primer sitio que se aceptó como parte de la Red, habiendo sido nominada por los gobernadores de los estados de Nueva Jersey y Delaware. Fue declarada sitio de la red en noviembre de 1985 y fue dedicada en una ceremonia realizada el 21 de mayo, 1986.

Desde el principio, la dirección de la RHRAP se realizó mediante un Consejo de representantes voluntarios. En la primera reunión del Consejo participaron representantes del Servicio de EE.UU. para la Protección del Servicio de Pesca y Vida silvestre (USFWS), CWS, el Servicio de Bosques de Surinam, Manomet, la Universidad de Córdoba, Argentina, e IAFWA. Muchos de estos han sido instituciones socias y líderes clave a lo largo de la historia de la RHRAP. Muchas otras organizaciones también han hecho aportes importantes, particularmente a nivel regional, tanto en el sentido de reclutar y apoyar la postulación de sitios como en cuanto a acciones ampliadas para la conservación de las aves playeras. A lo largo de los años, la Oficina Coordinadora de la RHRAP, con diversos nombres, ha tenido su sede en diferentes organizaciones y lugares, a saber: Hábitat de Vida Silvestre de Canadá (Ottawa); Buenos Aires, Argentina; Sociedad Nacional Audubon (Ciudad de Nueva York, EE.UU.); y Manomet (Massachusetts, EE.UU.).

En 1991, una reunión de científicos y conservacionistas sudamericanos realizada en Buenos Aires, Argentina, tuvo como resultado un “Plan Estratégico para América del Sur” de la RHRAP dentro del contexto del Plan Estratégico Mundial existente de la RHRAP. En dichos documentos, se reconoció que la protección de los humedales y de los procesos naturales era un factor fundamental para la conservación de las aves playeras. Es más, se había hecho evidente que las aves playeras en sí no llamarían la atención de los administradores de los países latinoamericanos, en los cuales la conservación de las aves playeras “norteamericanas” probablemente no era un asunto prioritario (Morrison in litt. 2004, Finney in litt. 2004).

Como resultado, en 1993, la RHRAP patrocinó el lanzamiento de Humedales para las Américas (WA por sus siglas en inglés) incorporado en julio de ese año. La misión de WA era mucho más amplia que la de la RHRAP, ya que debían enfatizar los humedales no solo como hábitats de importancia para las aves acuáticas (definidas ampliamente), sino también como de importancia crucial para las sociedades humanas. Geográficamente, WA se concentró en Sudamérica. En 1995, WA se unió con IWRB en Europa y el Departamento de Humedales Asiáticos en Asia y formaron la organización de los Humedales Mundiales Internacionales (WI). La RHRAP se mantuvo como un programa dentro de la estructura de WI. Lamentablemente, este paso coincidió con un bajón económico que significaba tener que mantener la conservación de las aves playeras en ambas partes y la misión tan amplia se volvió insostenible. Esto, más el reconocimiento de que las poblaciones de aves playeras continuaban disminuyendo, hizo necesario volver al concepto de una red de sitios de suma importancia para las aves playeras. En el año 2000, la RHRAP y WI se separaron, y la RHRAP regresó por completo a Manomet. En la actualidad, las dos organizaciones tienen una relación de colaboración.

En la década de los ‘90 se elaboraron tres documentos clave para identificar sitios que cumplen con los criterios de la RHRAP como primer paso para expandir y fortalecer la Red. Morrison et al. (1991) publicaron un Reporte Técnico de CWS titulado “Posibles sitios en la Red Hemisférica de Reservas para aves playeras emigrantes en Canadá,” actualizado en una segunda edición en 1995. También en 1995, Harrington y Perry publicaron “Importantes Sitios de Escala para las Aves playeras que Cumplen con el Criterio de la Red Hemisférica de Reservas en los Estados Unidos” con el apoyo del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. (USFWS) y el Hábitat de Vida silvestre de Canadá. En 1998, Blanco y Canevari publicaron un reporte de CWS titulado “Identificar los Humedales de Suma Importancia para las aves playeras de Sudamérica”. Aunque cada vez son menos actuales, estas publicaciones, junto con el “Atlas de aves playeras neárticas en la costa de Sudamérica” de Morrison y Ross en 1989, todavía son los resúmenes más completos que existen de los sitios que merecen ser incluidos en la RHRAP.

En 1995, representantes de los sitios de la Red y sus socios se reunieron en Ottawa, Canadá, para detallar los temas estratégicos y preparar planes de acción para el futuro. Uno de los resultados más importantes de esa reunión fue que se reconoció la necesidad de planes nacionales de conservación de las aves playeras para proporcionar una base amplia para la acción referente a las aves playeras. En 1998, Manomet, en la función de Oficina Coordinadora de la RHRAP, recibió un subsidio de la División de Ayuda Federal del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. para elaborar el Plan de Conservación para las aves playeras de EE.UU. Se terminó por medio de un proceso de base amplia y fue publicado en 2000, con una segunda edición ligeramente modificada en 2001 (Brown et al. 2001). El Plan de Conservación de Aves de Canadá se preparó y completó en 2000 (Donaldson et al. 2000), y el borrador del Plan de Conservación de Aves Playeras de México ya está listo mientras se está escribiendo esto. Con la finalización de dichos planes, la RHRAP ya no tenía que ocuparse solamente de las aves playeras, sino que podía volver a concentrarse en la razón por la que fue originalmente concebida.

PUBLICACIONES CITADAS

Blanco, D. E. and P. Canevari, 1998. Identifying Wetlands of Critical Conservation value to Shorebirds in South America. Unpublished report to Canadian Wildlife Service, Latin American program, contract number K1837-7-7041. Wetlands International-Americas. Buenos Aires. 66 pp.

Brown, S., C. Hickey, B. Harrington and R. Gill, eds., 2001. United States Shorebird Conservation Plan. 2nd ed. Manomet Center for Conservation Sciences, Manomet, Massachusetts. 60 pp.

Donaldson, G., C. Hyslop, G. Morrison, L. Dickson and I. Davidson, eds., 2000. Canadian Shorebird Conservation Plan, Special Publication, Canadian Wildlife Service, Ottawa. 34 pp.

Harrington, B. and E. Perry, 1995, Important Shorebird Staging Sites Meeting Western Hemisphere Shorebird Reserve Network Criteria in the United States. U.S. Department of the Interior, No. Am. Wetlands Office, Washington, D.C.. 121 pp.

Morrison, R.I.G. and R.K. Ross. 1989. Atlas of Nearctic Shorebirds on the Coast of South America. Vols. 1 and 2, Can. Wildl. Serv. Spec. Publ., Ottawa.

Morrison, R.I.G., R.W. Butler, H.L. Dickson, A. Bourget, P.W. Hicklin, and J.P. Goossen. 1991. Potential Western Hemisphere Shorebird Reserve Network Sites for Migrant Shorebirds in Canada. Tech. Rept. Series, No. 144. Canadian Wildlife Service, Ottawa.

Morrison, R.I.G., Butler, R.W.,Beyersbergen, G.W., Dickson, H.L., Bourget, A., Hicklin, P.W.,Goossen, J.P., Ross, R.K. and Gratto-Trevor, C.L. 1995. Potential Western Hemisphere Shorebird Reserve Network Sites for Shorebirds in Canada: Second Edition 1995. Canadian Wildlife Service Tech. Rept. Series, No. 227, 104 pp. Canadian Wildlife Service, Ottawa.

Myers, J.P., P. D. McLain, R.I.G. Morison, P. Z. Antas, P. Canevari, B. Harrington, T. E. Lovejoy, V. Pulido, M. Sallaberry and S. E. Senner, 1987. The Western Hemisphere Shorebird Reserve Network. Wader Study Group Bull. 49, Suppl. IWRB Special Publ. 7: 122-124