Red Hemisfrica de Reservas para Aves Playeras

Chile: Plan de Conservación en Chiloé, Fase III

 

Los Humedales Orientales de Chiloé, en el sur de Chile, fueron designados colectivamente como “sitio de importancia hemisférica” de la RHRAP en 2011, debido a su relevancia para las poblaciones del Pacífico de Limosa haemastica y Numenius phaeopus.

Gracias al apoyo de Fundación Packard, se han desarrollado desde 2011 tres fases de ejecución del Plan de Conservación de Aves Playeras Migratorias de Chiloé, lo cual ha permitido construir las bases y escalar un proceso de conservación de hábitats usados por estas aves playeras en dicho sitio RHRAP. Las líneas de acción ejecutadas son cuatro: 1) Mercadeo social e involucramiento de los actores locales; 2) Buena gobernanza y gestión de sitios; 3) Conservación integrada con el desarrollo económico local; y 4) Medidas de éxito.


Hudsonian Godwits (Limosa haemastica) / © Diego Luna Quevedo

Durante la concluida de la tercera fase de ejecución del Plan, se han llevado a cabo intensas campañas de actividades con foco en lo local. Estas han permitido aumentar el nivel de visibilidad y apreciación de los humedales como hábitat críticos para las aves playeras. Se propusieron y discutieron además nuevos mecanismos de resguardo de sitios e inclusión de los humedales en la planificación y el ordenamiento local. Se progresó en el monitoreo de las aves y en la construcción de una línea de base sobre la cual comenzar a medir la efectividad del manejo. Además se mejoraron condiciones de gobernanza en lo local, se construyeron nuevas alianzas estratégicas, y se aumentó el apoyo público. Otro tema relevante fue el impulso y desarrollo de micro-emprendimientos productivos locales asociados a conservación.

A través del acompañamiento y apoyo técnico de la Oficina Ejecutiva de la RHRAP, con sede en la ONG Manomet, los socios locales del Centro de Estudio y Conservación del Patrimonio Natural (CECPAN) y la ONG Conservación Marina han facilitado la construcción de acuerdos básicos de uso en áreas utilizadas por las aves. Se ha apostado fuerte además por generar cambios culturales en la relación de las comunidades locales con los humedales y las aves playeras, particularmente comportamientos, actitudes, y prácticas. Para esto se han desarrollado campañas de mercadeo social, festivales y ferias, y programas de educación, ciencia, y patrimonio para diversos tipos y niveles de beneficiarios. Se ha trabajado además en la construcción de capacidades de gestión en los municipios locales. Todas estas acciones han permitido construir, de manera efectiva, un contexto local favorable de apoyo a la conservación. La participación directa e informada de los actores clave y la construcción de acuerdos básicos ha sido el camino para esto.


Shorebird Festival  / © Diego Luna Quevedo

Otro aspecto destacado de las primeras tres fases de ejecución ha sido la capacidad de responder a la pregunta: ¿qué gano con conservación? La respuesta dada desde el Plan ha sido el desarrollo de una serie de emprendimientos productivos, la generación de pequeños polos de desarrollo local conectados con la conservación de las aves, y la capacitación de emprendedores locales.

Hasta el momento, el Plan ha permitido avanzar en la gestión de protección sobre más de 2.800 hectáreas de hábitats críticos para las aves playeras mediante cinco tipos diferentes de mecanismos regulatorios de usos. Se estima además un universo global de más de 6.000 beneficiados directos desde la acción del Plan—ellos que ahora tienen acceso a información, capacidades, y habilidades relacionadas con conservación, quienes están participando activamente de procesos locales, en festivales y ferias, y otras diversas actividades y gestiones.

Por más información, contacte a Diego Luna Quevedo (diego.luna@manomet.org), Especialista en Conservación de la Oficina Ejecutiva de la RHRAP, Santiago, Chile.